Tres tendencias digitales para el futuro de la banca

En la última década el sector bancario global ha experimentado cambios significativos en la forma de crear negocios y en cómo estos se relacionan con sus clientes y usuarios de sus servicios, enfocándose más estratégica y tecnológicamente en responder a las expectativas del consumidor innovando constantemente en sus procesos y orientándolos más a las nuevas tendencias digitales.

¿Qué nos depara la industria bancaria para 2020? según la revista bancaria Digital Banking Report estas 3 tendencias de innovación financiera que servirán de base con otras recomendaciones, para establecer los nuevos estándares del sector bancario en el 2020.

1. Uso de datos y analítica

La industria bancaria luego de muchos altibajos entendió que para poder crecer deben cambiar y adaptarse a las necesidades de sus clientes, y la forma en cómo pueden lograr esto a través del análisis de datos y el comportamiento de los usuarios de servicios financieros, para así expandir la oferta de sus productos y servicios; sumado a esto la brecha generacional ha sido uno de los principales indicadores para que los bancos cambien sus estrategias.

Enfocándose en la recopilación y análisis de datos, basados en la visión integral de los clientes y las señales (intereses, preocupaciones, miedos, sueños, etc.) e información que estos comparten, ayudan a las instituciones financieras a diseñar nuevas experiencias, canales o plataformas que permitan a los clientes acceder a los servicios financieros sin necesidad de visitar una sucursal, para obtener información a través de folletos o tener que hablar con un ejecutivo.

2. Humanizar la experiencia digital

El éxito o no de cualquier institución financiera, depende en gran manera en la forma en como los clientes perciben y viven la “experiencia” de utilizar sus productos y servicios, uno de los grandes retos para la industria financiera en este proceso de adaptación y migración digital, es humanizar la experiencia de los usuarios al momento de acceder a los servicios de la banca.

La demanda digital está aumentando al mismo tiempo que las personas solicitan experiencias más atractivas, significativas y “humanas”. La hoja de ruta para el crecimiento de la experiencia del cliente se basa en la claridad de la promesa de la marca, empoderamiento de empleados y clientes, capacidad de crear recuerdos duraderos, y una entrega de servicio excepcional.

3. Sucursales inteligentes

Existen ideologías contrapuestas en que los servicios tradicionales están llegando a ser rápidamente remplazados por los digitales. El desafío es ser capaz de determinar el paso de disrupción, y que debe ser hecho para satisfacer las necesidades que los clientes realmente necesitan en oposición a los que ellos dicen que necesitan.

Las “sucursales inteligentes” usan tecnologías digitales para diferentes propósitos, incluyendo eficiencia mejorada, aumento de ventas, educación al cliente y reducción de costos. Firmas internacionales como McKinsey ha visto una mejora del 60-70% en la efectividad de la rama, según lo medido por el ahorro de costos y el aumento de las ventas de dichas sucursales. Y si bien la óptica de una sucursal inteligente puede variar según la dinámica de la ubicación, el enfoque trata sobre la migración de transacciones y ventas a canales digitales, accesibilidad 24/7, una experiencia de usuario omnicanal y ahorro de costes.

Start typing and press Enter to search